¿Qué es el Despertar de la Humanidad?

Entrevista en el Programa de Radio Mantra a la Terapeuta Holística Susana Majul y al Dr. Roberto Bonomi.

Introducción.

Las intenciones del Programa “Despertando” del que fui conductora y que fue emitido por Radio Mantra son remover las ideas, sacudir las opiniones, menear las emociones, reavivar la atención para poder llegar, entre todas y todos a De-construir para Des-aprender porque sólo de esa forma estaremos en condiciones de asimilar nuevos conocimientos y entendimientos.

Pienso y me doy cuenta – como también se dan cuenta y lo perciben muchas personas – que hemos entrado, desde hace tiempo, en toda la Argentina y se puede afirmar que en el Mundo entero, dentro de una crisis moral, económica, política y social que ha sido provocada tal vez por entidades negativas, pero no podemos ni dudar que también ha contribuido el estado mental, emocional, físico y evolutivo que estamos atravesando y que está dado por las circunstancias que hoy se presentan en nuestra sociedad, tan civilizada… y tan atrasada al mismo tiempo…

Tecnologizada al máximo, pero deshumanizada al máximo también… Donde nos ha sido ocultado convenientemente el poder de nuestras palabras, pensamientos, sentimientos, emociones… Donde nos han formado como robots, “productivos”, máquinas de hacer dinero y de gastarlo, comprando, consumiendo, haciendo, entreteniéndonos… Esclavos de un sistema en el que tanto tienes, tanto vales, como si eso pudiera ser sinónimo del “valor” real de una persona… Cómo si eso pudiera definirla…

Cada quien está pensando actualmente – y ahora me refiero a la “cuarentena” obligatoria y obligada – sólo en su entorno, en su familia, en sus seres queridos – no quiero significar que eso esté mal – pero en reiteradas ocasiones las personas se olvidan o no quieren ver lo que pasa a su alrededor, hacen como el avestruz (y no me refiero a que tendríamos que estar mirando la televisión y ver las espantosas noticias que emiten esos aparatos que han sido siempre usados para infundir miedos, angustias y desánimo) sino nada más a su Vecino/a…

O lo que ocurre en las callecitas de Buenos Aires “que tienen ese no sé qué”…. no ven o no quieren ver la gente durmiendo en las veredas, revolviendo la basura, sacando panes llenos de mugre de los tachos, verduras y frutas podridas para comérselas… no se cuestionan estas atrocidades hasta que alguien se muere de frío porque duerme en la intemperie, pero hasta ese momento, ni siquiera reparan en todos esos seres humanos que noche tras noche pasan frío, hambre, duermen en la humedad, bajo la lluvia y el viento y hasta tienen sed en un Mundo donde sobra el agua y tienen hambre en un país en el cual los restaurantes, rotiserías, verdulerías, supermercados y panaderías tiran a la basura los alimentos porque se vencen o se pasan, los pescados son devueltos al mar porque se pudren en las cámaras…

¿Sabían ustedes que toneladas de pescado por año se pudren en el mar porque son tirados nuevamente desde los grandes buques, “reintegrados” luego de tenerlos en las cámaras y no poder venderlos por el elevado precio que piden por ellos?… “… En Argentina, de acuerdo a los últimos informes de evaluación disponibles realizados por el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), cada año la actividad pesquera descarta más de 110 millones de kilos de merluza en buen estado que son devueltas sin vida al mar…” (Fuente: pescaconciencia.com/ Noviembre de 2020)

Y los edificios están vacíos, Dios les ha dado el Don o el Talento de poder construir en un pequeño pedazo de terreno más de trescientos departamentos, que aunque son como una “caja de zapatos”, tienen un techo y paredes para guarecerse del frío, el viento y la lluvia… y qué hacen con ellos…? Lucran, lucran y lucran cobrando alquileres altísimos, dinero por las expensas y ponen todo tipo de trabas para comprar a quienes desean comprar… Y con qué fin…? Para que aquellas personas que sí pueden comprarlos, tengan “inquilinos/as” que les depositen mensualmente un buen dinero en la cuenta bancaria y así esta “pobre gente” pueda tener más, más y más… ya sea más sombreros, ropas, joyas y/o tonterías semejantes…

Y ahora en esta cuarentena, cuando vemos a la policía palpando de armas y colocando contra la pared a jovencitos que, en plena mañana se desplazan en motos, con cascos reglamentarios, que han venido hasta la Capital Federal, a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires desde el conurbano bonaerense a buscar un trabajo para poder comer o a cumplir con él que ya tenían.

Sólo los “vemos” cuando les pasa algo a estos jovencitos, y desaparecen, o cuando hay un caso de “gatillo fácil”, entonces los medios hegemónicos de difusión comienzan a pasarlo en todo momento… o no, eso depende de cuál sea la orden del dueño del Canal o Diario… Y a quién “afecte” o perturbe de la “realeza” o de la “élite”, o a quienes “nos representan” y “gobiernan”… y si esto afecta a la “oposición” y esta es la dueña del Canal o del Diario, ni nos enteramos…

Qué nos ha hecho ser así, cómo hemos ido dejando que nos formen de esa manera, que nos dividan, que si eres de izquierda, que si eres de derecha, que si eres de tal religión, que si eres de tal nacionalidad, te apartan porque no eres del clan, del club, del barrio, del país, del mismo color de piel, de pelo, de… etc, etc.

Estas divisiones que sólo les reditúan a un puñado de personas (que será el 1% del 1% del 1% mundial, digamos unas diez mil personas, como mucho), son transmitidas e instaladas durante el proceso de socialización, por las familias, las escuelas, las religiones, los medios de comunicación y también, por los libros y revistas que nos permiten y venden o entregan para leer, que es sólo lo que este puñado de personas quieren que leamos, conozcamos y tengamos acceso…

Por estos motivos, es que hemos limitado nuestra empatía tanto que ni siquiera vemos y claro, mucho menos “sentimos” lo que vemos… Tampoco le buscamos soluciones, nos “acostumbramos” a ver niños y niñas andrajosos, pidiendo, sucios y explotados, vulnerados sus derechos humanos más básicos por ¿quiénes…?

Ancianos y ancianas a las que no les alcanzó una vida entera de trabajo para poder vivir bien por unos cuantos años sin trabajar de manera remunerada… Porque ese es otro tema, el trabajo, NO es sólo trabajo ése que realizamos y por el que nos pagan, TODO ES TRABAJO: atender la casa, cuidar las niñas y niños, lavar la ropa, plancharla, preparar la comida, hacer las compras, lavar el auto, cortar el pasto, pintar las paredes, arreglar los electrodomésticos, destapar las cañerías, instalar el aire acondicionado, llevar a las personas al médico, al psicólogo, a la odontóloga… todo eso es también TRABAJO…

Y es que han sido tan sutiles para establecer qué es trabajo y que no, que aquellas mujeres que son “Amas de casa” y pasan sus vidas trabajando, realizando todas las tareas domésticas, sin domingos ni feriados, si les preguntan si trabajan dicen que no, que no trabajan porque son Amas de casa…

Desvalorizan su trabajo, ese aporte tan importante que realizan a toda la sociedad, SÓLO porque no reciben un dinero por su trabajo, está tan bien pensado que yo creo que fue Maquiavelo quien diseñó esta sociedad… Fíjense, hacen el trabajo más importante, aquel que,  de no hacerse, pararía al Mundo porque las sociedades no podrían subsistir sin el trabajo doméstico de las mujeres (y actualmente, de algunos cuantos varones) y, sin embargo, creen que “no trabajan”.

Y así, podemos enumerar varias cosas, las mujeres carecen de autoestima, por lo general, algunas ni siquiera saben “qué es” la autoestima… Porque en una sociedad en la que “tanto tienes, tanto vales”, la autoestima también se “mide” por el dinero que percibes… Tampoco saben ni se han puesto a pensar sobre el valor de su trabajo, claro, si por siglos lo han hecho sin cobrar un peso y “otros” se han encargado de desvalorizado en extremo… Generalmente y aún en estos tiempos tienen que pasar a ser mantenidas por un marido o por un hombre, a quienes le hacen “de sirvientes” muchas veces, de mucamas, de cocineras, de lavanderas… esta desvalorización del trabajo de las mujeres repercute negativamente en su autoestima, en su sentido de valía, y porqué creen que ocurren tantas situaciones de violencia de género…? Tema para otro día… sí, sí…

Continuemos ahora con lo que venía diciéndoles acerca de la empatía…? Veamos el significado

La empatía es la intención de comprender los sentimientos y emociones, intentando experimentar de forma objetiva y racional lo que siente otro individuo. La palabra empatía es de origen griego “empátheia” que significa “emocionado”.
La empatía hace que las personas se ayuden entre sí. Está estrechamente relacionada con el altruismo – el amor y preocupación por los demás – y la capacidad de ayudar.
Cuando un individuo consigue sentir el dolor o el sufrimiento de los demás poniéndose en su lugar, despierta el deseo de ayudar y actuar siguiendo los principios morales. La capacidad de ponerse en el lugar del otro, que se desarrolla a través de la empatía, ayuda a comprender mejor el comportamiento en determinadas circunstancias y la forma como el otro toma las decisiones. (Fuente: significados.com/empatía)

Nuestro país se encuentra, como casi todos los demás países, y se puede decir que el Mundo entero, en “terapia intensiva” y depende de cada uno de los Seres humanos que lo habitamos, pensantes y sintientes, con capacidad para discernir, moverse de este lugar, saber qué es lo mejor para cada uno, si meterse dentro de la espiral de la apatía, el desánimo, el miedo y la negatividad que arrastrará a todo el mundo hacia abajo, a un precipicio del que luego será difícil salir, o por lo contrario, situarse en la espiral positiva, del buen ánimo, la alegría, la empatía, la solidaridad, la prosperidad y el amor que nos conducirá, sin duda alguna, a un Mundo nuevo realmente más humano, en todo el buen sentido de la palabra.

Depende de vos, depende de mí, depende de Ti, depende de Él, depende de Ella, Depende de Ustedes, depende de Ellos, Depende de Nosotros, depende de Nosotras, depende de Todos, Todas Personas Poderosas, Empoderadas, que no se dejen influir por noticias negativas, discordantes, angustiantes que sólo infunden miedo y restan poder. 

Con Amor! Silvia Mirta Valori

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Comentarios recientes

Pin It on Pinterest

Share This
Ir arriba