Libro

“Adam y el Abuelo – Mensaje para el Mundo”

Síntesis

Adam y el Abuelo – Mensaje para el Mundo

Audiolibro

Prólogo

Cuenta una vieja leyenda hindú que, luego de crear el Universo, los Dioses y las Diosas se reunieron dispuestos a discernir y a reflexionar acerca del lugar donde esconderían la llave de la Felicidad.

Hallándose todos juntos y sentados sobre una esponjosa nube blanca, rodeados de una luz diáfana y bella, comenzaron a dar sus opiniones… Uno de ellos propuso esconderla en la cima del Himalaya, así sólo la encontrarían aquellos que se esforzaran y lograran escalar la montaña… Otro planteó la idea de sumergirla en el fondo del océano, para que sólo accedieran a ella los intrépidos y los valientes… Pero fue un tercero el que acertó y brindar la solución perfecta: opinó que la escondieran en el cuerpo de las personas, muy cerca del corazón, explicando que de esa manera las conductas serían diferentes y, además, porque así tendría más chances el Amor de reinar entre los seres humanos.

Todos estuvieron de acuerdo, y desde entonces se sostiene que el Secreto de la Felicidad está en el Corazón de cada persona, y que éste se revela como un Gran e Inagotable Amor que fluye hacia varios lados, convirtiendo la Vida en Momentos extremadamente placenteros…

Esta maravillosa historia que he escrito para ustedes está dirigida a todas aquellas personas que en el Mundo están buscando desesperadamente la Felicidad, para tratar de hacerles más fácil el camino, haciéndoles notar, desde mi experiencia personal, que coincido plenamente con lo que cuenta la leyenda hindú.

Asimismo es mi deseo que, luego de leer este libro, comiencen a investigar las alternativas posibles para alcanzar la tan ansiada alegría, sabiendo que Dios, el Supremo Hacedor y la Diosa, Suprema Hacedora nos han puesto en este lugar para que disfrutemos plenamente cada día, que nos merecemos lo mejor y siempre pensando que: “la vida no es una lucha –como algunas personas afirman– sino que es una hermosa y agradable experiencia terrenal.”

También quiero dirigirme especialmente a los jóvenes, al ser sensible y romántico que vive en cada uno de esos adolescentes, diciéndoles por qué deben cultivar el arte de leer y para eso les relataré mi propia vivencia:

Desde muy chica me gustaba la lectura y cuando alguna persona mayor se enteraba de mi afición exclamaba casi siempre, invariablemente: “Qué bien, si te gusta leer te expresarás adecuadamente, redactarás hermosas notas, sabrás entablar lindas relaciones, te gustará el contacto con otras personas, obtendrás muchas buenas experiencias, no te amedrantarás frente a los obstáculos y sabrás salir adelante con paciencia y fe, lograrás lo que te propongas, todo lo que imagines y pienses que te va a ser feliz”. Nadie me explicó nunca el porqué de estas afirmaciones, sino que lo fui descubriendo por mí misma, y cuando tuve que pasar por situaciones angustiantes y extremas, los libros fueron mis compañeros permanentes, los que me ayudaron a soportar dichas vivencias y a atenuar la soledad y la tristeza.

Hoy, que sé con total certeza que cuanto más leemos es mejor para nuestro desarrollo personal, cultural y social, deseo compartirlo con ustedes, pero además quiero que evalúen lo siguiente: un escritor o escritora tarda  normalmente un año o más en terminar un libro, y durante todo ese lapso de tiempo esa persona sufre una transformación, frecuentemente, volviéndose más culta y perceptible, ya que la narración es una ciencia en perpetuo movimiento, que florece día a día y con la cual hay que avanzar al mismo ritmo. Entonces lo que podemos obtener al leer un solo ejemplar, es lo que nos podría ofrecer esa persona después de muchísimas horas de profundo diálogo con ella…

Por eso es que siempre pienso y considero al libro que llega a mis manos como una manera de comunicarme con la conciencia de otro semejante, la forma en que pueden brindarme su entendimiento otros y otras, para que me perfeccione y avance en el camino de la Evolución…

Amigos y Amigas, para mí la Vida es una Escalera: en uno de sus peldaños está el Éxito… Que ascendamos más o menos rápido y que luego nos mantengamos está en cada uno de nosotros… En cuanto a la Felicidad, pienso que es un sentimiento que se puede experimentar en todo momento y en todo lugar…

Que la historia de “Adam y el Abuelo” cale hondo en los corazones de todos los Seres del Mundo… 

Con sincero afecto

La Autora

Comentarios de los Lectores

“Querida Silvia…”

Habiendo terminado de leer el Libro, te puedo llamar “querida” porque, como en su momento me pasó con Saint Exupéry, Richard Bach, Mark Twain, Salgari, Borges y tantos otros, me he enamorado de vos. Como tal vez no tenga la dicha de decirte esto cara a cara, te lo escribo para que no se pierda, necesito hacerlo. Siempre establezco intensos lazos afectivos con quienes escriben para mí, aunque hayan muerto hace cientos de años, como Maimónides. Cosa rara en mí, sos la primera mujer de la que me “enamoro”, al menos no recuerdo que me haya pasado antes. Apenas tengo recuerdos de mi infancia en que no leyera, aprendí en casa casi junto a caminar y hablar, primero etiquetas de latas y botellas, después revistas de historietas y así hasta hoy. Mis primeros libros, antes de ingresar a la primaria, fueron “Robinson Crusoe” de Daniel Defoe y “Moby Dick” de Hermann Melville, en una edición muy particular porque fueron “impresos” de memoria por mi abuelo en un cuadernito escolar, mientras me los leía/contaba. No sabés como lamento que no me los hayan guardado. El primer libro “en serio” (perdón abuelo Juan) sólo para mí fue “Las aventuras de Tom Swayer”,

de Mark Twain, que me regaló la tía que murió el lunes pasado a los 100 años, para mi cumpleaños número 5. En lo que hoy es segundo grado (¡1º superior entonces!) tuve la suerte de ir a un colegio “caro”, el Ward de Ramos Mejía y me interné “cama adentro” en su biblioteca para descubrir a Salgari y su serie de Sandokán. Treinta años después el destino me llevó a Batavia (hoy Jakarta) y casi lloré de la emoción recorriendo el viejo puerto. Como ves, soy tipo de libros, criado antes de la televisión y mucho antes de esta maravilla que adoro que es internet, a la que conocí mucho antes que estuviera a nuestro alcance por los libros de Richard Bach. Me enganché tanto con el viaje de Adam que anoche me dormí con él en la mano y hoy me desperté a las 5 y media con la necesidad de terminarlo y el deseo utópico de no llegar nunca al final. No puedo poner en palabras lo que me hizo, es un librito de cuentos adolescentes que podría ser una biblia, es una novela lineal que te cambia la vida, dice tantas cosas en tan poco espacio que, cosa rara en mí, a veces tenía que bajar el libro y pensar un buen rato en lo que acababa de leer para poder seguir adelante. Es, en el mejor de los sentidos, profundamente cabalístico. Tiene una línea tan coincidente con las enseñanzas de los rabinos españoles Isaac Luria y Jaim Vital, de alrededor del siglo XI, que si no te conociera diría que sos una “buscadora de caminos”, como llaman los cabalistas a sus estudiantes. Tal vez sepas que la Cábala (del verbo hebreo “lekabel”, recibir) es la versión oriental de las enseñanzas del monoteísmo ético judeocristianoislámico, en oposición al racionalismo occidental en que devinieron nuestras religiones, de origen asiático pero deformadas por el racionalismo europeo. En plena edad media de oscurantismo cristiano y en un reino islámico, los primeros cabalistas rescataron las hipotéticas enseñanzas del ermitaño del siglo I Shimón bar Iojái, plasmadas en un libro totalmente críptico que se llamó “Zohar” (Esplendor), base de la Cábala. Una de las más importantes frases del Zohar está en la página 88 de “Adam…”, la que dice “como es arriba, es abajo”, puesta en boca ¿casualmente? de otro ermitaño, 20 siglos después. Podría seguir, cada página me llevaría a escribir otra de interpretaciones y elogios, como cuando hablas de la comida, del dinero, de las plantas, del mar, de sexo (¡qué erótico puede resultar un relato dulce e inocente!). Pero no voy a torturarte más, vana pretensión la mía que cuando, por una vez en la vida, el Destino me pone en contacto con un autor amado, pretendo entablar un diálogo… Gracias

“Lo bien que me hizo tu libro”

Hola, como estas? Yo muy bien, ayer termine tu libro y me encantó; creo que es maravilloso y me enseñó muchísimo: a ser paciente, a saber esperar el momento justo, a vivir y tener metas… Cuando te conocí estaba casi sin esperanzas, no sabía cómo resolver mi vida; por eso te agradezco y espero que me escribas. Un besote Myrian Domynas

“Después de leer tu libro”

Hola, Silvia, tu libro es el primer libro que leí en mi vida. Y por este motivo, entré al apasionante mundo de la lectura, a mis 42 años. Ahora me encanta leer, me hago tiempo entre mis múltiples actividades y busco libros de autoayuda, y también los que tratan sobre los derechos de las mujeres y las personas con discapacidad. Me ha gustado muchísimo tu novela y cuando la terminé pensé inmediatamente en comprar el otro para seguir leyendo, pero me enteré que todavía no está impreso. Te felicito, fue una experiencia muy linda, después de leer tu novela tuve otra visión de las cosas y de la vida. Aprendí a ser más positiva, a pensar bien y todo cambió para mí, para mejor. Creo que es una novela para recomendar, una novela que hay que leer, que todas y todos deberíamos leer, a cualquier edad, porque se puede leer como una aventura que te deja enseñanzas y aunque algunas me costó comprenderlas, a otras enseguida las asimilé fácilmente. Lo tengo como libro de cabecera, junto al de Louise Hay, “Usted puede sanar su Vida” y lo releo con frecuencia. Gracias, Silvia por tu libro y por todo el bien que hace leerlo. Espero que muy pronto imprimas el otro que ya tienes escrito para poder leerlo. Besos

“Tu Libro, Bello, Bellísimo…”

Qué lindo leerte y sentirte con ENTUSIASMO!!!!!…. Fascinante! TU LIBRO………. BELLO, BELLÍSIMO……… Mientras lo leía me sentí inmersa en LA NOVENA REVELACION, luego me sentí subir al TITANIC, se me cruzó Patricia Hashuel con las almas gemelas y a esta altura Lair Ribeiro me recordaba que las cosas no suceden por casualidad. Un Principito moderno que va en busca de su destino como cada uno de nosotros dejando que la vida lo sorprenda y viviendo en el aquí y el ahora Te felicito!, realmente se nota que fue la palabra de Dios en tus oídos… sos el medio!!!!!!!! la finalidad… el sentido!!!!!! Gracias Silvia!!!… por tanto amor!!! que derrochas en lo que haces!!!!! Das por el solo hecho de dar y el amor te vuelve en toneladas!!!!!

“Tu Libro”

Hola Silvia: Espero que te encuentres de maravillas. Respecto a tu libro, lo he terminado de leer; es excelente y quiero contarte cómo me ha ayudado a superar diversos problemas. Te agradezco infinitamente el que hayas escrito esta novela! Estoy segura que siguiendo tus consejos muy pronto encontraré la felicidad, porque al menos en estos momentos me encuentro en paz. Por otro lado, tengo una duda respecto a la enfermedad que tuviste, por lo que leí al fi nal de tu libro: ¿Te la diagnosticaron en junio de 2001? Si es así, ya te has curado y también quería preguntarte si tu tratamiento fue con Ácido Trasretinoico (atra).

Te mando un abrazo muy fuerte. Que Dios te siga bendiciendo! Eres una gran mujer.  Lety (de México)

“Fue bueno transitar…”

Silvia querida: Fue bueno transitar por el sendero de nuestras vivencias y sentimientos adonde casi invariablemente conduce esa cosa llamada “experiencia”. Así, frases claras, defi niciones sencillas de comprender nos conducen desde los sueños /metas, pasando por la vocación, las opciones y la paciencia, el dolor, hasta intentar llegar a la felicidad, ese estado de ánimo momentáneo, tan difícil de mantener. Yo, internamente preferí despojar el texto del cuento para chicos –no siento captar el mundo así, a esta altura de mi vida- y el resultado fue óptimo. Ya lo está leyendo mi hija Victoria con sus casi 20 años. Ella es una esponja que absorbe la vida con mayor limpieza de pensamiento, puede quizás descubrir alguna “fórmula” pasible de aplicar. Volví a hojear el libro y me detuve en tus agradecimientos. Me parecen relaciones demasiado perfectas, aunque no por eso menos reales. Pensaba en tu capítulo sobre “los polos opuestos”, cuando hacés referencia a ¿dónde empieza y termina cada posición?. Y llegué a la conclusión de que tal vez, en eso te habías apoyado. Pienso considerar a “Adam y el Abuelo” entre los libros para regalar.

“La Chica E de Hoy”

Conocí a Silvia en un desayuno previo al evento Mujeres a la Conquista de su Futuro

Todavía recuerdo que mientras diluviaba en Buenos Aires, las emprendedoras reunidas nos divertíamos muchísimo conociéndonos, contando anécdotas y riéndonos de las cosas comunes que nos pasan a las Chicas-E. Lo que no puedo olvidar tampoco es la palabra con la que Silvia se definió en el evento de Mujeres… Valor. Conociéndola un poco más luego de aquel encuentro y de leer su libro, me di cuenta que toda su obra se tiñe de valor. Además

de llevar como una misión personal, el contagiar a otros -aun sin pretenderlo- con su espíritu de lucha, ¡su espíritu emprendedor! En su web dice: “No pretendo enseñarte a vivir… Sólo deseo mostrarte el camino”. Adam y el Abuelo – Mensaje para el Mundo es uno de los caminos que nos muestra Silvia. Un libro para jóvenes de corazón que desean descubrirse como personas, encontrar su misión y ser mucho más felices. Porque usted sabe bien, mi estimada emprendedora, cuán reconfortante es encontrar aquello para lo que hemos venido a este mundo, compartirlo y ayudar a otros a lograrlo. En el libro, ya no es Silvia, sino Adam y su querido Abuelo, quienes pintan en un relato precioso cómo encontrar el tan anhelado camino de la felicidad. ¡Felicitaciones, Silvia!

“Adam y el Abuelo, un libro genial”

No sé qué agradecer primero… si haber tenido la oportunidad de conocerte o la posibilidad de haber leído tu hermoso libro. En realidad las dos cosas son muy importantes… Adam y el abuelo me pareció un libro genial, muy encantador, además me pasó algo de querer volver a releer partes porque descubrí en ellas mensajes muy profundos y bonitos… Para todas las edades… ¿no?… Se palpa una riqueza espiritual propia de su autora. Además una capacidad descriptiva que me hizo sentir que estaba en esos bellos lugares que recorrió Adam… Hasta el punto de llegar a percibir los aromas y colores de cada lugar. A vos, Silvia y disculpa por tutearte… Te quiero decir nuevamente que estoy muy feliz de conocerte y por ultimo quiero pedirte algo: “que sigas escribiendo”… porque además me quedé con ganas de seguir leyendo más sobre esos personajes y otros que seguramente aparecerán más adelante. Diana Passadore Corradini  Victoria. Entre Ríos- Ituzaingó . Buenos Aires (Por adopción).

“Una chica con Suerte”

La vida me dio la oportunidad de conocerte, de charlar y degustar un gran almuerzo… a tu lado. Por eso una vez más agradezco a la vida y principalmente a Dios por regalarme tan linda e inolvidable experiencia y de tener la oportunidad de transitar con vos por las calles de la ciudad de Resistencia, Chaco. Como te dije mientras comíamos: “Soy una chica con Suerte”. Yo también sigo esta filosofia en este lugar del Mundo y desde ya estoy comentando sobre tu libro y coincido y re-confirmo que en la Vida las personas tenemos una Misión, y que la felicidad no es una meta, sino un trayecto que hay que saber transitarlo con prudencia y paciencia, respetando los tiempos del Todopoderoso, porque todas las cosas que vivimos y sentimos ya sean buenas o malas, se dan en el tiempo justo que las necesitamos…!! Y en lo profesional me ayuda mucho. Te felicito por tu dedicación y te admiro por la fuerza que tenés

para seguir transitando hacia el camino de la felicidad. Gracias por escribir este Libro! Besos.

“De la princesa irrepetible”

Silvia: te puedo decir que casi devoré tu libro. Aproveché el viaje en el avión cuando regresé a mi país. SENCILLAMENTE FABULOSO… EXQUISITO LEERTE… Ahora lo voy a releer… siempre hago eso con los buenos libros… es volver a leerlo de nuevo pero con más calma y, como al buen vino hay que degustarlo… En muchos párrafos y partes del libro me identifiqué totalmente con tu forma de expresarte frente a la importancia de cuidar y preservar este único y hermoso planeta que es nuestra casa. La única que tenemos y que estamos destruyendo. A mí  me gustaria irme a vivir a una isla como la de la historia y dedicarme a leer y escribir pero aún me quedan dos hijos pequeños por terminar de cuidar y uno más grandecito que necesita seguir siendo guiado. Por último la historia me tenía tan atrapada que al llegar al final me sorprendió porque queria seguir leyendo más…. a propósito: ¿ya escribiste la segunda parte? Te sigo contando más después… chao amiga me encanto conocerte en vivo y en directo Un abrazo, Zoraida – Soy Unica e Irrepetible Hija de Dios y, por lo tanto, una Princesa en la Tierra… Cuando empiezas a tejer, del Cielo te mandan el Hilo…

“Me impactó tu libro… la mezcla de fantasía y realidad, el tiempo es Hoy”

Hola Silvia he terminado de leer Adam y su Abuelo. Y realmente me impactó entre lo que parece fantasía y realidad…………. Solo descubrí que es tan actual y tan inminente que cuando lo terminé de leer me emocionó hasta las lágrimas al darme cuenta que estoy en el camino…

Porque soy una de las personas que tuvo que pasar por momentos difíciles… Como Adam,  hasta encontrar el lugar y poder así desarrollar su misión, que bueno sería que nos juntemos y ayudemos a Adam a lograr esa misión. Quiero más Adam porque ahora es la época!!!!!!!!!!!!!

Gracias nuevamente por tu libro, sos un ser especial. Te quiero

“Me encantaron los siete capítulos que pude bajar del libro”

Silvia, ¿cómo estás? Te cuento que me encantaron los 7 capítulos del libro, está realmente muy bueno y he aprendido mucho, sobre todo no tenía claro la diferencia entre tener un sueño y una meta, ahora lo sé, y eso sólo empezando, porque lo que viene después es increíblemente maravilloso… Ahora me gustaría poder seguir leyendo la otra parte; esa es una meta que me he propuesto, a ver cómo le hago. De todas formas quedo inmensamente agradecida y sólo te deseo lo mejor para tu vida y Dios quiera que sigas escribiendo, porque realmente eres muy buena, te lo digo desde mi humilde opinión, has despertado en mí el deseo intenso de seguir leyendo, sobre todo tus libros. Gracias… Un abrazo inmenso y un beso Silvia, hasta pronto.

Comprar

Si adquieres el Ebook, recibirás en tu email el enlace de descarga directa.

Pin It on Pinterest

Share This
Ir arriba